Quinta Bela São Tiago

****
Madeira, Funchal
Quintas en Madeira

Información y servicios

hotelImagenAlt

Servicios

 

Perfecta combinación entre descanso y descubrimiento…

 
Descansa, en esta antigua casa señorial construida en 1834, perteneciente a una importante familia noble de Funchal a finales del siglo XIX.

 
Mezcla entre historia, y serenidad es lo que le ofrece esta casa solariega restaurada con todo cuidado. Disfrute de sus extensos jardines que crean un mundo de lujo y serenidad en el corazón de este encantador barrio antiguo. La elegante extensión conserva el estilo original a la vez que se han mejorado las modernas comodidades que podrá encontrar en este hotel de lujo.

 
Este hotel goza de una fabulosa ubicación y posee unas encantadoras vistas al mar, a la Bahía de Funchal y a sus hermosas y frondosas montañas desde su piscina de agua dulce con terraza y desde sus restaurantes y bares al aire libre.  Relájese en su terraza dónde se encuentra la piscina de 300 m² rodeada por un fantástico solárium.

 
Quinta Bela Sao Tiago se sitúa en mitad del casco antiguo de Funchal, muy cerca del punto de salida del teleférico que lleva a Monte (ciudad a 800 m de altitud que alberga una iglesia típica y bonitos jardines botánicos). Con fácil salida hacia diferentes puntos desde este establecimiento, también podrá ir a pie al Fuerte de Santiago. El paseo marítimo de Funchal se encuentra a 10 min a pie.

 

 

Te recomendamos:

  • Subir en teleférico a Monte, visitando los Jardines y Museo Joe Berardo con un “Té completo” en Quinta do Monte.
  • La zona vieja e histórica de Funchal y las Bodegas de Madeira Wine Company.
  • Una cena tradicional en el Restaurante “Adega da Quinta” – previa degustación de vinos y quesos de Madeira en la pequeña bodega- de Quinta do Estreito en la zona rural y vinícola de Cámara de Lobos.
  • Rutas a pié por las “Levadas” para disfrutar de increíbles paisajes.
  • Una tarde de relax en sus jardines y disfrutar de la hora del té.
  • Rutas a pié por los parajes naturales más destacados: Pico Ruivo, Caldeirao Verde o El Bosque de Laurisilva.
  • Las catas de Vinos que se celebran en la Quinta 3 veces a la semana.
  • Disfrutar de las Cenas en la terraza panorámica con vistas al acantilado.