Guía de Isora y sus caseríos: viaje a un sur diferente

Más allá de los grandes hoteles que pueblan la costa del sur de Tenerife, existe otro sur. Un territorio alejado del bullicio, en el que los días pasan tranquilos, las tradiciones permanecen, la cultura se vive, la naturaleza está presente y la gente se saluda por su nombre.

Hoy te invitamos a descubrir un sur diferente, en Guía de Isora y sus caseríos.

Guía de Isora

El municipio de Guía de Isora, situado en el suroeste de Tenerife, es uno de los cinco más grandes de Tenerife, con 143,43 km2 y 17 núcleos repartidos desde la costa hasta la cumbre. En él viven viven más de 20.000 habitantes, que se reparten mayoritariamente en la zona de costa, en Playa San Juan y Alcalá, y en las medianías, en Guía casco y Chío.

El territorio que hoy ocupa Guía de Isora perteneció en tiempos de los guanches al menceyato de Adeje aunque, debido a lo abrupto de su terreno, pocos se atrevían a vivir aquí. Tras la conquista, algunos guanches alzados o aquellos que querían mantener su forma de vida, encontraron refugio en sus cuevas y barrancos. Aún podemos encontrar restos de su presencia en esta zona en numerosos yacimientos, grabados rupestres y restos arqueológicos como los de las Laderas del Cedro, Hoya Azul o El Bailadero; así como cuevas sepulcrales en el Risco de las Cabras.

Los primeros colonizadores de la zona fueron una comunidad de gomeros que se estableció en La Guerguera o Barranco de la Guerguera (actual Caserío del Pozo). El municipio permaneció casi deshabitado hasta que a mediados del siglo XIX se comenzó a cultivar cochinilla y mucha gente de otros municipios se desplazó hasta aquí para trabajar en esta explotación. El «boom» de la cochinilla tan solo duró unas décadas y muchos de sus habitantes se vieron abocados que emigrar a América en busca de un futuro.

A mediados del siglo XX, se comenzaron a explotar las más de 40 galerías de agua que tiene el municipio, que lo convierten en el más rico en este preciado recurso de todo el sur de la isla. La abundancia de agua y el dinero proveniente de los emigrantes americanos propició la agricultura de exportación en la zona, principalmente de tomates y plátanos. Aún quedan muchas parcelas en las zonas costeras dedicadas al cultivo del plátano aunque la producción de tomates casi ha desaparecido.

El las zonas de costa aún se mantiene la pesca tradicional, que convive con el turismo.

Guía de Isora ha sido uno de los municipios del sur de la isla que más ha tardado en desarrollarse turísticamente, apostando por un turismo de calidad, como el que acude a dos de los hoteles emblema del municipio, Ritz-Carlton Abama y el Gran Meliá Palacio de Isora.

La oferta gastronómica del municipio es muy variada y adaptada a todos los gustos y bolsillos, desde restaurantes de comida tradicional como Piedras del Teide (Guía casco), Irache Gara (Vera de Erques) o el Mirador de Chirche (Chirche), a restaurantes con estrella Michelin como el MB (2 estrellas), el Abama Kabuki (1 estrella) y el Txoko (plato estrella), todos ellos situados en el Hotel Ritz-Carlton Abama.

Pero Guía de Isora, pese a ser uno de los lugares de la isla con más horas de sol, esconde muchos otros atractivos lejos de la costa, en sus medianías y cumbres.

Hoy te invitamos a recorrer cinco puntos de este municipio para descubrir su arquitectura,su historia, su naturaleza y la forma de vida de sus habitantes.

Casco de Guía de Isora

Comenzamos nuestro recorrido por el casco de Guía de Isora. Para descubrirlo debemos de dejar nuestro coche aparcado en la calle principal y dirigirnos hacia el Auditorio, sede del Festival de Documental Miradas Doc, y desde allí subir hasta la plaza de la Iglesia Nuestra Señora de la Luz, construída a finales del S.XIX sobre la ermita original de 1536 entorno a la cual se fue construyendo el poblado. Podemos entrar en su interior para disfrutar de su valioso patrimonio histórico- artístico, entre el que destaca la imagen de Nuestra Señora de La Luz, Patrona y Alcaldesa del municipio de Guía de Isora, de mediados del siglo XIX, atribuida al escultor Fernando Estévez del Sacramento o a Cruz Procesional y naveta realizadas en plata del XVII y la Custodia de plata sobredorada del XVII, entre otros valiosos objetos.

Pero antes de comenzar nuestro paseo por las calles y callejones del casco de Guía tenemos que acercarnos a la Dulcería Isora a comprar los dulces típicos de la zona: los rosquetes de huevo, que son los grandes, o los chicos. Otros dulces típicos de la zona son los huesitos y las truchas de almendras cultivadas en Chirche, Aripe y Chiguergue.

Mordisqueando uno de estos dulces podemos perdernos tranquilamente por sus calles disfrutando de la arquitectura tradicional canaria: las humildes casas terreras, hoy pintadas de brillantes colores, o las grandes casonas pertenecientes a las familias más pudientes, que rodean la iglesia y que acogen hoy el Ayuntamiento o la Concejalía de Cultura. Desde la puerta de esta concejalía parte uno de los callejones más curiosos del casco que nos traslada a otros tiempos con su suelo de piedra original, tejados de tejas y una casa con balcón canario.

Cada jueves y viernes santo las calles de Guía se transforman para acoger la Pascua Florida, una muestra en la que el arte efímero se hace hace protagonista, representando diferentes escenas o recreaciones inspirados en la Pasión de Cristo a través del arte floral. Un espectáculo único que atrae a muchos visitantes cada año, pero que este año se ha tenido que sustituir por una exposición fotográfica debido a la situación actual.

Caserio de Las Fuentes

Caserío Las Fuentes Guía de Isora

Pasamos el pueblo de Tejina, y nos desviamos, antes de llegar a Vera de Erques, por una pista que nos lleva a uno de los lugares más tranquilos de Guía de Isora, el Caserío de Las Fuentes. Un lugar que recibe su nombre por la fuente que allí encontramos y que conserva intacta su esencia rural de antaño.

A mil metros de altura, al noreste de la Montaña de Tejina, se encuentra este pequeño caserío en el que el silencio nos acompañará durante nuestro paseo. Conocido como el granero de Isora, en este lugar se desarrollaron las tecnologías agrícolas más sorprendentes, como la construcción de nateros, pequeños bancales que servían para aprovechar el agua de las lluvias, o las huertas de jable, que regulan la temperatura y la humedad del cultivo para que las cosechas prosperen en las condiciones más adversas. Esta capa blanca forma parte del juego de contrastes del paisaje.

El sendero TF-69, que une Chío con Vera de Erques, pasa por aquí, por lo que también podemos llegar caminando, mientras disfrutamos de uno de los senderos panorámicos que unen los distintos núcleos del municipio. Al llegar a Las Fuentes pasaremos cerca de una antigua era bien conservada desde la que podemos asomarnos para disfrutar de unas impresionantes vistas del Barranco de Guaría y del mar. A lo largo del municipio nos encontraremos numerosas eras que nos hablan de la importante actividad cerealística que había en la zona.

Era en Las Fuentes

Pero si queremos seguir disfrutando de buenas vistas tendremos que subir a lo alto de la montaña de Tejina, en donde se encuentra la Ermita de San José. Un pequeño ascenso que nos regalará unas vistas panorámicas de las montañas y el caserío. La imagen de San José no se encuentra en el interior de la pequeña ermita. La custodian en la Iglesia de Tejina y tan sólo vuelve a Las Fuentes cada cinco años, con motivo de las fiestas en su honor.

Detrás de la ermita encontramos un camino que nos lleva al otro extremo de la montaña, desde donde podemos contemplar todo el municipio de Guía de Isora y su costa.

Iglesia Las Fuentes

Este poblado se deshabitó en los años 70, pero poco a poco está volviendo a recobrar su actividad agrícola, fundamentalmente el cultivo de viña y papa y algunas de sus casas han sido arregladas por sus dueños.

Caserío Las Fuentes Guía de Isora

Chirche

Saltamos de mirador a mirador. Nos dirigimos ahora a Chirche, situado a 800 metros de altitud, otro de los lugares del municipio de Guía de Isora desde el que podemos disfrutar de impresionantes vistas.

Pasamos el pueblo y seguimos subiendo hasta el Mirador de Chirche, en donde paramos para disfrutar de las vistas y comer en su restaurante. Nos cruzaremos con senderistas y ciclistas, habituales de la zona. A los pies del mirador, el malpaís producido por la erupción del Chinyero en 1909.

Chirche

Desde esta atalaya podemos contemplar este tranquilo y pintoresco caserío en el que encontramos excelentes ejemplos arquitectura típica canaria, de los siglos XVIII y XIX, en buen estado de conservación, junto a un patrimonio etnográfico compuesto por varias eras, lavaderos, hornos, aljibes, usados antiguamente por los habitantes del pueblo. En 2008 Chirche, junto con Aripe, fueron declarados Bien de Interés Cultural.

La tranquilidad de sus calles y callejones se rompe a mediados de julio cuando el pueblo vuelve por un día al pasado el Día de las Tradiciones, que se viene celebrando desde el año 2000. Más de 150 personas, entre vecinos y voluntarios de otros lugares, hacen que Chirche retroceda, por arte de magia, a los años 40/50 del siglo XX. Muchas casas se abren al público y en ellas se representan escenas cotidianas de aquellos tiempos, como la visita a la curandera o la celebración de una boda. En los alrededores se lleva a cabo la trilla, la siega, la realización de tejas en los hornos, etc… Todo un viaje al pasado que nos recuerda cómo vivían nuestros abuelos.

Iglesia de Chirche

Antes de la pandemia, las artesanas de la Asociación Almácigos de Isora, se solían reunir los sábados por la mañana en la Casa de Tía Francisca de Chirche para exponer los trabajos de calado que habían realizado, pudiendo los visitantes comprar estas piezas.

Aripe

Aripe Guía de Isora

Entre Guía de Isora y Chirche está situado Aripe. Este caserío, declarado Bien de Interés Cultural en el año 2008, es el escenario perfecto para conocer un pasado vinculado a las faenas del campo que dio como resultado un importante patrimonio arquitectónico, perceptible tanto en las casas tradicionales como en la huella etnográfica existente, de la que forman parte los hornos y las eras.

El patrimonio natural y el arquitectónico se mezclan perfectamente en este pequeño caserío rural, donde paisajes de especial belleza parecen conectar con el medio urbano.

Los orígenes del pueblo son guanches, algo de lo que da fe el conjunto de estaciones de grabados rupestres del área de Aripe; sin embargo, se considera que se constituye como asentamiento poblacional en el siglo XVI.

Dicho núcleo tuvo una primera orientación ganadera, a la que se unió la agricultura basada en los cereales y almendros durante el siglo XVIII. Esta actividad agraria persistió durante este período y logró un incremento de la población, pero entró en crisis ya en la segunda mitad del siglo.

Chío

Iglesia Chio

Nuestra última parada de este recorrido será en Chío, a tres kilómetros de Guía de Isora.

Construcciones típicas tradicionales, características del medio rural y situadas en torno a la plaza, callejones estrechos, elementos como los chorros, que hasta no hace demasiado tiempo eran usados cotidianamente por los vecinos, y una antigua iglesia forman un pequeño casco histórico que te enamorará.

Los chorros, situados al final de la calle la Palma, que hacía referencia a la palmera que se situaba en esa localización, hicieron posible que los vecinos de Chío tuvieran acceso al agua, gracias al Sr. Francis, que la trajo en 1902.

Chio Guia de Isora

La primera ermita con la que se contó en el pueblo fue una construcción del siglo XVII, pero esta fue derribada porque se había quedado pequeña para el número de feligreses (a pesar de que había sufrido modificaciones para adaptarse a las diferentes épocas) y, en su lugar, se construyó la iglesia de San Juan Bautista de Chío, en 1960. En su interior se pueden contemplar dos imágenes de especial belleza: Nuestra Señora de la Paz y San Juan Bautista.

Chio

Las medianías del sur de Tenerife esconden muchos pueblos y caseríos en los que la tradición, la historia y la cultura está muy presente. Te invitamos a que te atrevas a explorarlos para que descubras la esencia del sur de Tenerife.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Whatsapp