Mucho más que una “Fiesta”.

 

Más allá de los Sanfermines, que sedujeron al célebre Ernest Hemingway y que atraen a gentes de todo el mundo cada 7 Julio, Pamplona es una ciudad con mucho que ofrecer durante el resto del año.

Piérdete por las calles del centro de Pamplona y descubre todos los tesoros que guarda. Pasea por sus cinco kilómetros de murallas y entra a la ciudad por el Portal de Francia, como llevan haciendo los peregrinos desde hace siglos. Visita su catedral gótica de Santa María la Real, testigo de la coronación de reyes durante el Reyno de Navarra, y visita su impresionante claustro. Redescubre los escenarios en los que transcurren los Sanfermines sin prisas, disfrutando de los rincones del cuidado casco antiguo y saboreando unos pinchos a tu ritmo. Sigue los pasos de Hemingway y haz una obligada parada en el Café Iruña, junto a la animada Plaza del Castillo.  Disfruta de la naturaleza sin salir de la ciudad, recorriendo la ribera del río Arga en bicicleta o relajándote en el jardín japonés del Parque de Yamaguchi.

Al otro lado de las murallas nos espera Navarra. Una comunidad de sorprendentes contrastes paisajísticos, rica en historia y sobresaliente en gastronomía.

Date un baño de bosque y libera el estrés entre imponentes hayas, robles y abetos. Siente la explosión del otoño en la Selva de Irati mientras escuchas las berreas de los ciervos. Pasea por la Sierra de Aralar entre dólmenes, campas y hayedos hasta llegar al Santuario de San Miguel de Aralar, con más de mil años de historia y unas vistas que te dejan sin palabras.

Sorpréndete ante la bella aridez del parque natural de las Bárdenas Reales.

Demuestra tu destreza con los esquís en las estaciones de Abodi y Larra-Belagua.

Sigue los pasos de Amaia Salazar, la protagonista de la Trilogía del Baztan de Dolores Redondo, y métete en la historia recorriendo los parajes del Valle del Baztan.

Entra en un mundo de magia y akelarres recorriendo la ruta de la brujería que te llevará a las Cuevas de Zugarramurdi y al Museo de la brujas.

Viaja en el tiempo descubriendo la ruta del románico, una de las más importantes de toda España, que te llevará a recorrer todo el antiguo Reyno de Navarra.

Adéntrate en el imponente Castillo de Javier y viaja al medievo visitando el lugar de nacimiento del patrón de Navarra, San Francisco Javier, al que cada marzo veneran miles de personas en una animada romería conocida como la «Javierada».

Descubre Tudela, la despensa de Europa, y saborea la deliciosa y saludable gastronomía navarra. Y brinda con los variados vinos de Navarra, con cinco regiones diferenciadas que producen distintos tipos de caldos que reflejan la variedad de ecosistemas y climas que reúne esta comunidad.

Pamplona y Navarra tienen mucho que ofrecerte. Deja que te sorprendan.

 

 

Información

Más  

Historias

Más  
Whatsapp