Kayak en Los Gigantes: deporte en la naturaleza

Después de tanto tiempo sin estar cerca del mar, necesitábamos empaparnos de salitre y recargar pilas en nuestra primera salida al sur de la isla. Queríamos compartir una mañana de domingo disfrutando de la naturaleza y haciendo deporte juntos, así que nos apuntamos a una actividad de kayak en Los Gigantes.

Llegar hasta Los Gigantes fue en si un viaje, ya que nos hizo darnos cuenta de lo poco que frecuentamos la costa este de la isla, tan inexplorada y desconocida para nosotros.

Puerto deportivo de Los Gigantes

Nos preparamos

La vista del Acantilado desde el muelle, con todos los barquitos  en sus pantalanes, es de postal. Nos dirigimos a la oficina de Teno Activo, situada al final del Puerto Deportivo, donde nos habían citado un cuarto de hora antes de la salida.

Nos saludamos con nuestras mascarillas puestas y dejamos nuestras bolsas y objetos personales a buen recaudo para dirigimos al pantalán en el que nos esperaban los kayaks.

Para guardar las distancias, nos fueron invitando a subir a los kayaks por turnos.  Antes de subir, nuestro guía Julián nos explicó cómo coger correctamente el remo y los movimientos que debíamos hacer para avanzar o detenernos en el agua. Un trabajo en equipo para el que sería necesario estar bien coordinados.

 Nos fue subiendo uno a uno. Fui la primera en hacerlo, ya que iba en la parte delantera del kayak. Después mi hija, que se sentaba en medio, y finalmente mi marido. Con todos a bordo, con los chalecos salvavidas puestos, salimos del pantalán y esperamos en el muelle practicando la remada.

Cuando el resto del grupo, repartidos en kayaks dobles e individuales,  estuvo preparado seguimos a Julián para salir del muelle.

Kayak en Los Gigantes

La salida del muelle es impresionante. Darse de bruces con los Acantilados de los Gigantes sobrecoge. Y ver cómo avanzas con estabilidad en tu kayak es una gozada. Disfrutar de estar tan cerca del mar, salpicándote cuando metes el remo en el agua, oliéndolo, escuchando tan solo las voces de tus compañeros de excursión, las gaviotas y el sonido de los remos al arrastrar el agua… ¡Qué falta nos hacía este contacto con la naturaleza!

Vista del Acatilado de los Gigantes desde kayak

Nuestra “comitiva”  iba vigilada a una distancia prudencial, para no provocar olas, por la lancha de apoyo que controla que nadie tenga ningún problema y asiste a los que se quedaban rezagados.

Avanzamos acompañados desde el aire por las gaviotas.  Y fuimos afortunados de ser testigos del vuelo de un águila pescadora o guincho, uno de los pocos ejemplares que viven en Tenerife. Julián nos mostró, una vez nos acercamos al acantilado, uno de sus nidos y nos contó que son la especie en mayor peligro de extinción de la isla y que sólo anidan ya tres parejas.

kayak en Los Gigantes

El día anterior, cuando iban en kayak hacia Masca, avistaron una familia de delfines . ¡Vaya suerte!

kayak en Los Gigantes

Una reliquia geológica

Según nos acercábamos a la pared vertical de piedra del acantilado nos vamos sintiendo minúsculos. Nos encontramos ahí flotando en nuestro kayak, ante una pared basáltica de 450 metros de altura, ocupando el vacío que antes llenaba la ladera de un volcán que se adentraba 15 kilómetros mar adentro. Siendo testigos de las entrañas de una tierra de más de 7 millones de años de antigüedad, reliquias de los tiempos en los que Teno era un islote, junto al islote de Anaga y el de Ichasagua (Roque del Conde), y el resto de la isla de Tenerife aún no había surgido de los mares.

Familia haciendo kayak en los gigantes
kayak en Los Gigantes, tenerife

Un lugar en el que cada oquedad, cada cicatriz, habla de la fuerza de la naturaleza y del paso del tiempo. La pared está surcada por diques, cicatrices verticales, que muestran cómo ascendía la lava por el interior del volcán.

kayak en Los Gigantes

La hora del baño

Bajo la imponente pared de piedra, el agua se vuelve turquesa cuando la atraviesan los rayos de sol, que juegan entre las nubes. Es el momento de darnos un baño. Llevamos los kayaks cerca de una lengua de lava y saltamos al agua con cuidado. Julián nos advierte que este es un momento delicado porque podríamos golpearnos con los remos o con el kayak. Todo trascurre sin problemas y por fin estamos en el agua disfrutando de nuestro océano, de este primer baño tan deseado. Hemos traído nuestras gafas y tubo para poder disfrutar también bajo el agua. No hay mucha vegetación submarina, pero podemos observar la formación rocosa que se extiende bajo nuestros pies.

kayak en Los Gigantes

Después del refrescante baño, los chicos de la lancha de apoyo nos ofrecen una bebida fresquita para recargar las pilas antes de iniciar el trayecto de vuelta. ¡Qué bien sabe una cervecita en alta mar!

Remando de vuelta

Nos ponemos en marcha. Remamos, esta vez más cerca de la costa. Podemos observar las calitas de callaos y la playita que hay junto al muelle.

Para entrar de nuevo al muelle, nos agrupamos y nos ponemos detrás de la lancha, para no tener un encuentro fortuito con alguna de las embarcaciones que entran y salen del puerto.

Volvemos al pantalán, bajamos del kayak, dejamos los chalecos y los remos y tratamos de desentumecer las piernas. Ha sido una experiencia estupenda. Poder disfrutar tan de cerca de los acantilados, disfrutar del mar y hacer un poco de ejercicio todos juntos ha resultado un plan estupendo.

Nos quitamos el salitre con una manguera y volvemos a la oficina a recoger nuestras cosas. Nos cuentan los chicos que ahora tienen otra salida para ir a ver cetáceos. Nos lo apuntamos para la próxima.

Nos vamos los tres relajados. El ejercicio y el baño en el mar han hecho su efecto terapéutico. Ya tenemos las pilas cargadas para afrontar la semana.

Hemos viajado sin movernos de la isla. Disfrutando de una experiencia que nunca habíamos disfrutado. Viviendo Tenerife.


¿Te gustaría vivir esta experiencia? Te hemos preparado una experiencia irresistible para que la disfrutes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Whatsapp