Picnic entre viñedos

Una mantel, una cesta con vino y rica comida, un entorno natural y buena compañía: los ingredientes para disfrutar de un picnic entre viñedos este verano. Un plan para vivir en familia, con amigos o en pareja, descubriendo la bodega Monje y sus viñedos sin prisas.

Foto: Bodegas Monje

Una experiencia foodie y campestre

Si eres de los que piensan que todo saber mejor al aire libre y te gusta que te sorprendan, esta experiencia es para ti.

La Bodega Monje abre su Jardín del Vino, las 17 hectáreas de sus viñedos,  para recibir a los visitantes que quieren disfrutar de un brunch (ese desayuno que se alarga hasta la hora del almuerzo),  un almuerzo o una merienda-cena en un entorno único, entre viñedos, disfrutando de increíbles vistas al Teide y al mar.

Los viñedos están situados en El Sauzal, en la zona llamada La Hollera, a 600 metros sobre el nivel del mar, y en ellos se cultivan parras de Listán Negro, Listán Blanco, Negramoll, Tintilla, Vijariego negra y Marmajuelo, con las que producen sus vinos.

Picnic entre viñedos Bodegas Monje
Foto: Bodegas Monje

Una propuesta original para disfrutar del mundo del vino y del paisaje del norte de Tenerife.

Picnic entre viñedos

A tu llegada recibirás tu cesta de picnic y comenzará el paseo guiado por los viñedos, en el que conocerás de cerca las variedades que se cultivan, los distintos suelos en los que crecen los viñedos, la fauna que habita estas fincas, entre muchas otras curiosidades.

Visita a los viñedos de Bodegas Monje
Fotos: Turismo de Tenerife

Después de abrir el apetito con el paseo, te dirigirás a tu zona de picnic. En medio de los viñedos se han preparado nueve zonas para que cada grupo de participantes pueda disfrutar de la experiencia con comodidad y tranquilidad.

Es el momento de extender el mantel, descorchar nuestra botella de vino y descubrir las sorpresas que esconde nuestra cesta. Hay muchas opciones para todos los gustos y adaptadas al momento que hayas elegido: mañana, mediodía o tarde-noche.

Brunch al aire libre

Para los que les gusta comenzar el día con un buen desayuno pero no les gusta madrugar, el Brunch es la mejor opción. Los hay para todos los gustos: de vendimia, de campo o vegetariano.

Los más deportistas pueden comenzar realizando un circuito de running entre  los viñedos de Hollera y reponer fuerzas con un sabroso picnic.

Picnic entre viñedos Hollera Run
Fotos: Bodegas Monje

Después de disfrutar del rico desayuno, habrá que relajarse un poco al sol antes de recoger y dirigirse a la visita a la Bodega.

Almuerzo campesino

Para los que prefieran disfrutar de su almuerzo al aire libre, pueden extender su mantel y llenarlo de las ricas viandas que contiene la cesta: quesos canarios para abrir boca, bocadillo de cochino negro con cebolla roja y tarta de manzana como colofón.  Esta es tan sola una de las diversas propuestas que tienen para todos los gustos.

Picnic entre viñedos
Fotos: Bodegas Monje

Después de disfrutar del almuerzo y de brindar con el vino de la casa, una siestita a la sombra para coger fuerzas para seguir descubriendo la bodega.

Atardecer con vistas al Teide

El momento más romántico del día, el atardecer, también se presta para disfrutarlo entre viñedos.

Imagínate compartiendo cesta y mantel con tu persona favorita. Disfrutando del atardecer, viendo como el cielo se va tiñiendo de naranja mientras escuchas a lo lejos la música del dj desde la terraza de la bodega… y ¡brindas!

¡La tarde promete!!

Chica bebiendo vino en Picnic entre viñedos
Foto: Turismo de Tenerife

Mesas campestres

Para aquellos que les gusta el plan de cesta y mantel pero que prefieren sentarse cómodamente, pueden disfrutar de su picnic en las mesas que se han instalado junto al viñedo.

Otra forma de disfrutar de una jornada campestre.

Una bodega creativa con solera

Todas las experiencias incluyen una visita a la bodega Monje.  En el recorrido podrás descubrir las fases de la elaboración del vino, desde que se vendimia la uva hasta su embotellado.

La Bodega Monje fue fundada en 1956  por Miguel Monje, padre de su actual propietario, Felipe Monje, quinta generación de una estirpe de bodegueros. Felipe ha sido el encargado de renovar la bodega y traerla a los nuevos tiempos con nuevas ideas.

Felipe Monje. Foto: Turismo de Tenerife

La creatividad forma parte del adn de Bodegas Monje, con propuestas innovadoras para disfrutar el mundo del vino como las experiencias Wine & Sex o La Ley Seca,  o  los talleres de tintes naturales, Vinotinte.

Foto: Turismo de Tenerife

Sigue descubriendo sobre el mundo del vino en Tenerife.


¿Quieres vivir esta experiencia? Te hemos preparado una oferta irresistible para que la disfrutes este verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Whatsapp