Mil caminos a Santiago

Los kilómetros se acumulan en nuestros pies, mochila a la espalda y bastón en la mano. Descubrimos poblaciones sorprendentes, paisajes singulares. Atravesamos praderas, bosques, montes y… ¡playas! Esto es el Camino de Santiago. Quizá nuestro pensamiento asocie este nombre con otra cosa: con la ruta que atraviesa la meseta castellana rumbo al oeste, con los grandes monumentos como las catedrales de Burgos o León, con los célebres hitos de peregrinación jacobea (O Cebreiro, San Juan de Ortega, Roncesvalles..). Pero las rutas señalizadas como Camino de Santiago son tan numerosas y variadas, que incluso Canarias va a contar con un recorrido oficial de 75 kilómetros balizado entre Maspalomas y Gáldar.

En España hay nada menos que 53 vías indicadas como caminos jacobeos. Ante tanto para recorrer, te descubro a continuación algunos tramos muy especiales de estas rutas.

El camino francés a su paso por Navarra

Empecemos por el Camino de Santiago más famoso y destacado, el Camino Francés en su variante navarra, que entra en España desde la localidad francesa de Saint Jean Pied de Port para llegar a Roncesvalles. El tramo navarro, que se puede recorrer en una semana, destaca por su variedad de paisajes. Emprendemos la peregrinación cruzando los Pirineos, la etapa más dura de toda la ruta jacobea. Posteriormente, atravesamos pequeñas localidades como Burguete o Espinal, enclavadas en el Prepirineo y rodeadas de hayedos y algún robledal. 

Burguete Camino de Santiago Navarra
Burguete

Poco a poco, abandonaremos la fresca zona boscosa para adentrarnos en el entramado urbano de Pamplona. Atravesamos su parte antigua, que conserva su encanto medieval desde el paso del río Arga por el puente de la Magdalena hasta la entrada a través del Portal de Francia de sus murallas. No debemos dejar de visitar la Catedral o la iglesia de San Saturnino, patrón de la ciudad. 

Puente de la reina Camino de Santiago
Puente de la Reina

Nos alejamos de la capital navarra, salvamos la sierra del Perdón y todo cambia de nuevo. Llegamos a zonas de tierras de cultivos, de clima más agradable y menos lluvioso. Los pueblos son más grandes y entre ellos destaca Puente la Reina. Su famoso puente une a los peregrinos que vienen desde Navarra y Aragón para caminar juntos rumbo a Compostela.

Los Arcos Navarra
Los Arcos

Desde aquí, avanzamos hacia las terrazas de río Ebro superando localidades como Estella o Los Arcos. Finalmente, alcanzamos Logroño, ya en La Rioja. Será el final de nuestros siete días de peregrinación por tierras navarras y podemos celebrarlo yendo de pinchos por la calle Laurel, maridándolo con un buen vino de Rioja.

La ruta aragonesa: de Somport al Puente de la Reina

La otra gran puerta del Camino de Santiago en España es la de Somport. Los peregrinos accedían históricamente por este paso y descansaban en el Hospital de Santa Cristina. Hoy sus ruinas permanecen justo al lado de los apartamentos de las pistas de esquí de la estación de Candanchú. Vamos a caminar la ruta aragonesa desde aquí hasta su unión con la navarra en Puente la Reina, tramo que puede ser recorrido sin problemas en unos seis días.

Baliza Camino de Santiago en Somport
Somport

La primera etapa nos hace descender rápidamente desde Somport hasta Jaca por el angosto valle del río Aragón. Sus treinta kilómetros se recorren fácilmente y nos llevan a los pies de la su catedral. Este histórico monumento es uno de los más importantes del Camino de Santiago. Levantado en el siglo XI, su influencia artística se extendió a muchos otros ya que el arte europeo entró en la península por la ruta jacobea y éste le ayudó a expandirse.

A partir de esta localidad, acompañamos por tierras más llanas al río Aragón hasta su entrada en Navarra. Nos despediremos de él en Sangüesa, la segunda población más importante de este tramo. Cuenta como visita imprescindible con el templo de Santa María. 

Sanguesa Camino Aragones
Sangüesa. Camino aragonés

Justo después te propongo una variante no oficial pero realmente sorprendente. Debemos abandonar el Camino para dirigirnos hacia Liédena por la pista que ha dejado una antigua vía de tren. Esta ruta atraviesa la llamada foz de Lumbier, una pequeña y estrecha garganta horadada por el río Irati. Es un paisaje agreste y sorprendente poblado por aves rapaces. El paraje mide kilómetro y medio y, tras él, un itinerario señalizado nos permite alcanzar de nuevo el Camino de Santiago. 

Foz de Lumbier
Foz de Lumbier

Desde aquí la ruta nos lleva por la Zona Media de Navarra hasta el enlace del Puente la Reina con la otra variante jacobea. Apenas unos kilómetros antes pasamos junto a la ermita de Eunate. Es uno de los hitos más famosos del Camino de Santiago. Un templo singular y enigmático, de estructura octogonal, que ha quedado aislado de cualquier población, lo que realza su peculiaridad. 

Eunate
Eunate

El Camino del Norte: de Cantabria a Asturias

Vamos ahora a otra ruta jacobea, el Camino del Norte, vía que desde 2015 también es Patrimonio de la Humanidad. Optamos por el tramo Santander – Oviedo, que propongo recorrerlo en una semana. Estas etapas reúnen toda la belleza del Camino del Norte, desde sus paisajes y playas hasta monumentos emblemáticos, pasando por la buena gastronomía del norte. 

San Vicente de la Barquera. Camino de Santiago
San Vicente de la Barquera

De Santander nos encaminamos hacia Santillana del Mar. Es una villa de gran valor histórico-artístico. Su visita la completamos con el cercano museo de las cuevas de Altamira, que nos descubre la Capilla Sixtina del Paleolítico. De aquí, verdes praderas y pequeñas poblaciones nos dan paso a localidades tan bellas como Comillas y San Vicente de la Barquera. Entramos en Asturias pasando junto al Parque Natural de Oyambre, con sus playas y dunas que han sobrevivido a la urbanización. 

Llanes
Llanes

Las siguientes grandes poblaciones, Llanes y Ribadesella, nos recuerdan que es tierra de indianos. Muchos que se fueron a las Américas y unos pocos que regresaron acaudalados y que quisieron invertir en sus pueblos con palacios, casonas y servicios. 

Oviedo
Oviedo

En Villaviciosa, capital de la sidra, se nos obliga a escoger: por un lado, podemos finalizar en Gijón, con su barrio pesquero y su playa. Por otro, en Oviedo, la corte del reino astur, con sus milenarios monumentos como Santa María del Naranco o Santullano de los Prados, y sus zonas de recreo, como las afamadas sidrerías de la calle Gascona.

Caminos de interior o de costa

¿Y qué más elegir? Hay tanto y tan bueno… Podemos ir al Camino Vasco del Interior. Atraviesa el País Vasco de noreste a suroeste en diagonal. Ocho días desde la costa guipuzcoana hasta llegar a Santo Domingo de la Calzada. Aúna los caseríos diseminados con las poblaciones industriales, pasando por ciudades con Vitoria o solitarios parajes bucólicos como el túnel de San Adrián

Vigo
Vigo

También podemos descubrir otra ruta muy de moda: el Camino Portugués por la Costa. El tramo desde la frontera a Compostela se recorre en una semana. Sus paisajes, su historia y un clima más benigno durante todo el año han conseguido que esta vía jacobea sea la que más haya crecido en los últimos tiempos. Y si nos cansamos de ver peregrinos, ya sabes que hasta descubrir las 53 rutas jacobeas españolas nos quedan muchos kilómetros por explorar y recorrer.

Tienes más información práctica sobre todos los caminos y sus etapas en la app Buen Camino de Santiago (ios y Android). 


Carlos Mencos es peregrino y periodista. Recorrió su primera ruta jacobea allá por 1993 y desde entonces su vida y su trabajo han estado vinculados al Camino de Santiago.  Ha escrito once guías y es el responsable de la app Buen Camino, la más utilizada por los peregrinos. Es premio Aymeric Picaud, principal galardón internacional a la difusión del Camino de Santiago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Whatsapp