Mallorca: el viaje de Mónica y David

¿Qué Binter pone un vuelo a Mallorca desde Tenerife? Para allá que vamos.

En CanariasViaja.com siempre conseguimos las mejores ofertas de combinados Vuelo + Hotel con precios de residente canario.

Escogimos el mes de abril para nuestra escapada. De miércoles a sábado, cuatro días para desconectar de la rutina. Salida a las 12.20 horas de Tenerife Norte, y llegada a las 16.30 horas a Mallorca. Horarios bastante razonables. En el vuelo, el snack ibérico y, por supuesto, la chocolatina de Binter. Barriguita llena, corazón contento.

A bordo del Binter
A bordo del Binter

Comienza la escapada.

La mejor opción para recorrer la isla es alquilar un coche. Con nuestro coche ya asignado, pusimos rumbo al norte, a Platja de Muro, donde estaba nuestro hotel.

De camino, paramos en Sa Foradada para ver la puesta de sol. Todo un espectáculo. Es lo que tienen las Islas Baleares, unos atardeceres famosos. En esta ocasión pusieron música clásica cuando el sol ya está desapareciendo. Allí se reúne mucha gente para disfrutarlo y hay un chiringuito muy chill-out.

De calas y tapas

Al día siguiente recorrimos la zona del Parc Natural s’Albufera, justo al lado del hotel. Es preciosa. Con muchas aves, mucha vegetación, paseos para andar en bicicleta o hacer senderismo, la costa al lado…Si desde allí sigues hacia el este, te encuentras  con más calas espectaculares. Las calitas de Mallorca son idílicas. Nosotros elegimos Cala Torta para darnos el bañito. El agua en abril está más bien fresquita, pero aún así nos atrevimos a entrar en  el Mediterráneo.

Cala Torta en Mallorca, Baleares
Cala Torta, Mallorca

Después de pasear y de remojarnos tocaba comer y beber. A nosotros nos encanta el vino y siempre que viajamos probamos el de la zona. Somos de tinto. Este es el que nos tomamos. Acompañado de una buena comida y de unas buenas tapas.

La sierra de Tramuntana y otros pueblitos con encanto

Al tercer día, nos decidimos a atravesar la Sierra de Tramuntana. Bonito sí, pero ¿qué pasa en Mallorca en los meses de temporada baja fuera de la época estival y del invierno y que nosotros no sabíamos? Que se llena de amantes del ciclismo. Las carreteras de la sierra estaban literalmente tomadas por los ciclistas. Con el coche era muy difícil adelantarlos, ya que iban en ambas direcciones y había un montón. La verdad que nos sorprendimos y pensamos que, si lo hubiéramos sabido, hubiéramos evitado ir en coche por la sierra. Allá donde fueres haz lo que vieres. Lo mejor hubiera sido haber alquilado unas bicis para ese día. Menos mal que no conducía yo, sino David.

Sóller fue otro de los lugares que visitamos. No con el famoso tren, sino que llegamos con nuestro coche de alquiler. Un pueblo muy pintoresco. Allí almorzamos en Ses Olives, bastante recomendable.

Autorretrato en Soller
Disfrutando de Soller

Un pueblo que hay que visitar sí o sí es Pollença. Calles adoquinadas y tiendas donde comprar bisutería de cuero. Adoro el cuero, y no me puedo resistir cuando veo una tienda artesanal. Pequé y compré un anillo para mí y una pulsera para David.

Palma: Miró, catedral y ensaimadas.

Último día, Palma, la capital. David es arquitecto, lo que implica que en cada viaje, visitamos museos y obras de artistas. La Fundació Pilar i Joan Miró nos enamoró. Aquí llega el momento de David de foto, foto, foto, foto. Fotografía cada detalle constructivo que le llame la atención. Les dejo algunas imágenes para que juzguen por ustedes mismos.

Muy cerquita de la Fundació se encuentra el Palacio de Marivent, donde la familia real pasa sus veranos. Puedes visitar parte de sus jardines de forma gratuita. En ellos, hay esculturas de Joan Miró.

Otras dos actividades importantes en Palma: La primera, visitar la catedral, que es realmente espectacular. Justo debajo, hay una fuente que dicen que si tiras una moneda poniéndote de espaldas a ella y lanzándola por encima de tu cabeza, volverás a visitar Mallorca. Así lo hicimos. Nunca se sabe.

En Palma tengo unas amigas que viven allí desde hace ya varios años, y aprovechamos para quedar con ellas y tomar algo.

Catedral de Palma de Mallorca
Con mis amigas con vistas a la Catedral de Palma de Mallorca.

La segunda actividad es comprar ensaimadas para llevar a tu familia.

Ensaimadas, el perfecto recuerdo de Mallorca

Tras las compras y el paseo por Palma, nos dirigimos al aeropuerto a entregar el coche de alquiler y a tomar el avión. Hora de salida 17.20 h. Buena hora para poder aprovechar el día en Mallorca y no llegar demasiado tarde a Tenerife (19.50 h).

Me quedan cosas por contar, pero es que en un post no cabe todo. Espero que les haya gustado y que disfruten tanto como nosotros la escapada a la mayor de las Islas Baleares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Whatsapp