Un paseo por Cidade Velha, Santiago

Hay un lugar que no te puedes perder si vienes a la isla de Santiago. El lugar que guarda la llave para entender Cabo Verde: la Cidade Velha.

Veinticinco minutos en coche desde Praia nos separan del primer asentamiento europeo en los trópicos africanos.  Nosotros llegamos aquí con una guía, en una excursión privada, pero si vas por tu cuenta puedes llegar en aluger, un transporte colectivo y muy económico.

Ribeira Grande Cidade Velha

Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2009, Cidade Velha fue escenario del terrible comercio de esclavos, de cruentos ataques piratas y de la expansión del imperio de Portugal, pero también del nacimiento de la cultura criolla, que explica lo que Cabo Verde es hoy: una sociedad mestiza, de sangre europea y africana y con fuertes vínculos con América.

La visita a Cidade Velha comienza por la Fortaleza de São Felipe, desde la que podemos contemplar una vista panorámica de la en otro tiempo llamada Ribeira Grande, la primera capital de Cabo Verde.

Vista general de Cidade Velha desde Fortaleza

Desde sus murallas podemos imaginarnos a los soldados cargando las municiones en los cañones para prepararse ante un inminente ataque de los barcos piratas del temible Drake,  esperando la llegada de navíos provenientes de América cargados de oro y plantas exóticas o avistando los barcos provenientes de Guinea Bissau y Sierra Leona con esclavos como mercancía.

Vista al mar desde Fortaleza de Sao felipe Cidade Velha

La fortaleza, de estilo bajorenacentista y barroco, fue construida en 1592, bajo el reinado de Felipe II y cuenta con una estructura de estrella muy bien integrada en el entorno. La Agencia de Cooperación Internacional Española se ocupó de su  rehabilitación entre 1996 y 2000.

Exterior fortaleza de Sao Felipe en Cidade Velha

Si nos asomamos por las murallas que dan a la ribeira o barranco nos podemos hacer una idea de la belleza y frondosidad que debía de tener este valle en esa época, cuando las islas de Cabo Verde hacían honor a su nombre,  y sus fértiles tierras eran utilizadas como zona de aclimatación para las especies que estaban en tránsito entre América y Europa.

valle de Ribeira Grande

Pero hemos de seguir nuestro recorrido para pisar las calles que nos hablarán de la historia de esta importante población.

Entramos a la parte alta de Cidade Velha y pasamos junto a las ruinas de la Catedral de Sé, que fue reducida a cenizas por los piratas en  1712.  Lo curioso es que se tardó más de un siglo en su construcción y sólo estuvo en pie 19 años.

Entrada de Cidade Celha

Descendiendo la cuesta llegamos a la calle central del pueblo, en donde nos bajamos y curioseamos entre los puestos de las vendedoras de fruta, que venden caña de azúcar, plátano y mangos…

A la izquierda nos encontramos con la plaza del Pelourinho, o plaza de la Picota, con su rollo de mármol esculpido de estilo manuelino del que se ataban a los esclavos que se rebelaban para castigarlos. Un recordatorio del oscuro pasado de esta ciudad alrededor del cual  ahora corretean los niños y se agolpan los puestos de souvenirs. 

Nos asomamos a la costa y vemos varios restaurantes con terrazas con vistas al mar. Nos tienta sentarnos a tomar una cerveza en el restaurante Pelourinho, de Juan, un canario asentado en Cabo Verde, y deleitarnos con esta vista pero lo dejamos para más tarde ya que aún nos queda mucho por ver. En la pequeña playa, de arena negra y rocas, observamos a los hombres que charlan alrededor de las coloridas barcas y a los pescadores que recogen sus aparejos tras un día de pesca.

Playa de Cidade Velha con restos catedral

Queremos seguir conociendo Cidade Velha así que caminamos hacia el final del pueblo buscando la Iglesia de Nossa Senhora do Rosario, la iglesia colonial más antigua, construida en 1495.

Mujer barriendo el exterior de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Cidade Velha

Una señora barre la tumba que preside la pequeña plaza y nos abre la iglesia para que la podamos visitar. Pese a que fue reconstruida tras varios ataques piratas, la iglesia conserva su esencia y muchas piezas originales, como el mármol de sus escaleras que servía de contrapesos a los barcos de los conquistadores portugueses. Conmueve saber que en esta iglesia oraron Vasco de Gama, en una escala de su viaje a la India, y Cristóbal Colón, en su tercera expedición a América. Pura historia.

Mujeres barren calle en Cidade Velha

Pero es al llegar a Rua Banana, la primera calle habitada de Ribeira Grande,  donde mi imaginación se dispara. Las casas bajas de piedra con techos de paja, la vegetación exuberante, las calles empedradas que barren mujeres de otro tiempo, hacen que mi cabeza empiece a fantasear y pensar que podríamos estar en algún rincón de Cuba o de Brasil… Serán los ritmos africanos que unen a todos estos pueblos y que nuestra guía, Nilza Barros, reproduce golpeando con sus manos sus piernas mientras nos narra la historia de las esclavas que bailaban por las noches para liberarse de tanto sufrimiento. La música y su narración nos emocionan y nos hacen trasladarnos a esa época.

La guía Nilza Barros en Cidade Velha
Rua Banana en Cidade Velha

Ya con los pies en el suelo, volvemos paseando por esta calle con tanta historia y nos paramos ante una casa en la que mujeres de tres generaciones, abuela, madre y una pequeña nieta, esperan a la puerta con un pequeño tenderete en el que venden las muñecas que han cosido a mano. No me puedo resistir y compro una de ellas, una pescadora. Le pregunto a la niña como se llama y bautizo a la muñeca con su nombre, Anita. El mejor regalo que puedo llevar de vuelta a casa, una pieza de artesanía hecha en un lugar con tanta historia.

Muñecas artesanales en Cidade Velha

Con una sonrisa en los labios, seguimos nuestro paseo y saludamos a otra pareja de ancianos que se sientan a las puertas de su casa y que nos dicen que llevan toda la vida juntos y que son felices.

La tarde cae y ahora sí que ha llegado el momento de dirigirnos a una de las terrazas al borde del mar y sentarnos a disfrutar de una Stella, la cerveza local, mientras disfrutamos de las últimas luces del día en un lugar donde el tiempo se paró y donde comenzó la historia de este país, Cabo Verde.

Atardecer en Cidade Velha isal de Santiago Cabo Verde

  1. Nilza ALine Antunes Silva Lima Barros says:

    My name is Nilza Barros,
    Not much to say, just a thing to increse, great job on describing my island in this amazing words, pictures and a thankyou to mention about a real life. job of this insignificant human been. I am just what the destine sends and work me using tools that i learned trough all the people, places and face i ve been, seen and talk to. My know-how is based in all of these.
    I am has i told the amazing woman Miss Campora, that still in CABOVERDE, for another 20 years to show, sing dance and tell the singeles storys my country has to. I can prepare for you tours according to your perfil. Just call me now and i can arrange it,all that comes with a tour. Transferes, lunch, great shooping places and the guide. with one week, month or even year long in advance, i will design your personal itenerary, incluiding everywhere that it is here writing this blog.

    • Nilza ALine Antunes Silva Lima Barros says:

      Add information about Nilza Barros litle company
      I can prepare for you tours,
      tourguidenilzabarros its a litle company that responds requests tours from 9 to 5 pm, monday to Friday,
      Its open to respond everytime we agree tours even on weekends,
      we design your itenerary including places explained here in this blog, Cidade Velha, but now, to all the other parts of Santiago and the entire arquipelago,
      Make your research about Caboverde and we have a personal Circuit for You.
      our lema: we born to serve and we serve to live on showing you Caboverde whith safety, professionalism and quality of work into all the main idioms: ENGLISH, SPANISH, DEUTCH, FRENCH, PORTUGUESE.
      Contact us NOW

    • Patri Cámpora says:

      Dear Nilza, we hope you and your company a long life inspiring many travellers to discover the caboverdian culture.

  2. Nélida da Luz says:

    Parabéns!! As imagens e os textos falam por si. Sem dúvida que a maior experiência que todos deveríamos ter na vida é o de viajar o que nos permitirá conhecer e entender melhor o outro. Continua…Um abraço de Cabo Verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Whatsapp